martes, 13 de diciembre de 2016

NOVENA BAILABLE


En esta ciudad hay varios colombianos y aunque casi nunca me reúno con ellos, esta vez dije ¿Por qué no?

Hicieron la publicación en Facebook para hacer una novena y comer cosas colombianas, yo la verdad no tenía muchas ganas de ir, pero luego leí un mensaje en el grupo, había un muchacho preguntando que quien le podía dar posada a un conocido de él que también era colombiano, que estudiaba en la universidad acá pero vivía en una ciudad como a media hora de distancia y que quería venir pero no tenía donde quedarse. Cuando leí el nombre resulto ser mi amigo, con el que me la pasaba cuando era au pair y desde que me cambie de ciudad no lo había visto más que una vez, así que ahí mismo le escribí un mensaje para regañarlo por no preguntarme si se podía quedar en mi casa.

Así que de hecho ese fue el motivo por el que fui, quería ver a mi amigo y le ofrecí posada. Yo no vivo sola y como ya les dije antes entre el espacio de mi compañera y el mío, no hay paredes, pero tener visita no es problema, al menos no con mi nueva vecina, nos avisamos con anterioridad cuando alguien viene, con eso ninguna se pasea en calzones por ahí hahaha.

La idea central de todo era reunirnos y comer nuestra comida, nada muy elaborado porque que pereza cocinar para tanta gente, pero somos colombianos, todos sabíamos que de 20 que confirman al final solo venían 10, entonces cada uno iba a llevar algo pequeño, yo compre mangos para comer mango biche (los mangos acá son caros), alguien más llevo chocolate para tomar, otros hicieron arepas, etc.
Hace mucho no comía arepa y tomaba chocolate calientito, me supo a gloria. Nos reímos bastante, tomamos fotos, hablamos, el único problema es que luego en navidad se me daño el cel y perdí todas mis fotos de ese día, pero bueno, voy a mirar a ver si salve un par, aunque no creo.

El plan era también ir a rezar la novena, yo no soy una persona religiosa y esos rituales aunque los he hecho toda mi vida en mi casa, mi familia puede dar fe que yo no soy la persona más participativa, no me gusta, no me gusta rezar la novena. Pero este día resultamos haciendo en una noche la novena de todos los días, obviamente no nos íbamos a reunir 9 días de seguido, además que esto lo estábamos haciendo antes del 16 de diciembre.

Luego de comer y rezar ya hicimos fiesta, nos quedamos bailando hasta no sé qué hora. Casi toda la noche la pase muy bien, baile demasiado, casi que solo con mi amigo porque yo no sé bailar, soy malísima, pero a él sí le puedo seguir el paso.


 Yo no tomo, me la pase tomando pura gaseosa y jugo de naranja, pero ya a lo último una de las personas con la que estábamos se emborracho y si hay algo que yo no me puedo aguantar es a un borracho, se la pasó quejándose de que no sabía bailar, de que es el típico que nunca levanta y además estaba que le embutía alcohol a los demás, odio cuando alguien hace eso. Ya cuando estábamos recogiendo todo él no sabía ni donde estaba, rego y rompió cosas y yo ya no lo podía ni ver. Entre todos nos pusimos a hablar y a la hora de la verdad nadie sabía quién era el, simplemente otro colombiano viviendo en el área, pero nunca antes se había reunido con alguien de los que estábamos ahí, y fue muy raro porque hasta yo que nunca salgo con elloS, los conocía a casi todos, solo había 3 personas que no conocía, pero los otros 2 eran amigos de la gente que yo conocía, en cambio el borracho si ni idea. ¿Quién se emborracha con un grupo de personas que no conoce? Él era el único que no sabía ni de donde era vecino. La verdad no me acuerdo que paso al final con él, porque además dijo que vivía súper lejos, creo que lo subieron al primer taxi que paso, no sé ni me importa. Lo que en verdad me molesto es que él quería emborrachar a mi amigo y yo no quería llevarme a mi casa a un borracho, y Cesar (mi amigo) él estaba un poquito prendido pero no mucho, el sí sabe tomar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario