miércoles, 7 de diciembre de 2016

MI VECINA LA BITCH


Al principio ella era la mejor compañera de cuarto de la vida, me dejaba usar las cosas de la cocina, me mostro cosas en el vecindario, todo estuvo bien al principio pero luego cambio por completo, nunca le dañe nada, de hecho intente comprar mis propias cosas lo más pronto posible para no usar siempre lo de ella, pero de pronto un día empezó a esconder las cosas, de un día para otro las cosas de la cocina ya no estaban y cada que la veía que iba a cocinar algo, sacaba las cosas de un cajón, las usaba, las lavaba y luego las ponía bajo llave, para ese entonces yo ya había comprado casi todo lo que necesitaba así que no tuve que pedirle nada. En si me dio igual, me pareció infantil de su parte, pero no le dije nada hasta que luego pasaron más cosa que si me molestaron muchísimo y la relación de los 2 cambios por completo.

Yo tenía una amiga colombiana que también estaba haciendo el año social y vivía en el edificio de al frente, a ella no le fue bien en la estación en la que estaba y termino renunciando luego de un par de meses y se regresó a Colombia para estudiar, cuando se iba a ir, me pidió el favor que le dejara guardar las maletas en mi cuarto porque ella tenía que entregar su llave por la mañana y por la tarde antes de irse al aeropuerto tenía una reunión para que le pagaran lo del último mes y no quería irse con todas las maletas, así que la noche anterior llevamos las cosa de ella a mi casa, las dejamos ahí y le di mi llave para que al día siguiente fuera a recogerlas, yo tenía que trabajar así que no podía abrirle y se suponía que mi compañera de cuarto también trabajaba, en fin la cosa es que al día siguiente yo estaba en el trabajo y de repente me llega un mensaje de mi amiga preguntándome si yo había sacado las maletas, obviamente le dije que no que esas seguían en mi cuarto donde las habíamos dejado, pero  resulta que no, mi muy queridísima compañera de cuarto quien por cierto se llama Julia y le voy a decir por el nombre porque me demoro menos, saco las maletas de mi amiga en cuanto yo salí a trabajar, solo porque se le dio la gana.

Ahí mismo le escribí y le pregunte que porque había hecho eso y me dijo que yo no vivía sola, que ese era también el cuarto de ella y que no le parecía que las cosas estuvieran ahí y que mi amiga fuera mientras yo no estuviera, que iba a avisar a la administración.

Ustedes díganme si yo estoy loca y Julia tenía razón, pero a mí no me cabe en la cabeza que se haya molestado tanto porque mi amiga dejo algo a guardar conmigo, y por cierto lo dejamos a mi lado del cuarto donde a ella no le estorbaba para nada. Nos peleamos un rato por mensajes de texto, le dije que hablara en la administración o donde quisiera que me daba igual, pero que no quería que tocara nunca en la vida mis cosas o las de mis amigos que dejara de ser tan abusiva, que esa era la casa de las 2 y ambas teníamos iguales derechos y si yo quería llenar mi parte del cuarto con cosas de mis amigos, ese era mi problema y no de ella.
Luego de eso no nos volvimos a hablar, vivíamos juntas pero no nos volvimos a dirigir la palabra ni para decir buenos días.


Antes de que pasara el problema con las maletas, paso algo más que fue como un aviso de lo abusiva que era esta niña. Ustedes saben que mi sofacama estaba vuelto un desastre, estaba roto, sucio y no se podía dormir en él, bueno pues yo me queje a mas no poder, llame, envié correos y al final me dijeron que lo iban a cambiar. A los 3 meses de empezar a trabajar en el hospital, me tome mi primer semana de vacaciones y fue preciso en esos días que fueron a cambiar el sofá. Los encargados de eso tenían llave así que ni Julia ni yo teníamos que estar ahí para abrir, yo me fui toda la semana a donde mi novio y cuando volví mi parte del cuarto estaba normal, nada nuevo, no eche de menos el sofá porque siempre decían que iban a llevarlo pero luego decían que el pedido estaba retrasado, que la persona estaba de vacaciones o cualquier otra excusa, así que no se me hizo raro no verlo, lo que si me extraño fue que Julia cambio de posición todo lo de su “cuarto”, la cama la puso contra otra pared, la comoda la atravesó como creando una pared, así que bloqueaba un poco la visión de su espacio, pero pues no del todo ya que no teníamos pared de verdad,  yo no le di mucha importancia porque pues son las cosas de ella y ya estaba tarde, así que le di las buenas noches y me fui a dormir (eso fue antes de que nos dejáramos de hablar). Al día siguiente cuando me levante para ir a trabajar me di cuenta que ella al salir había dejado su luz prendida, fui a apagarla y cuando lo hice oh sorpresa!!! Ella tenía un sofá nuevo.

Aclaro que no soy tan ciega, no lo vi la noche anterior por lo que les digo que ella atravesó un mueble para tapar y además no se les olvide que el apartamento tenía una forma única, medio triangular raronga.

Por la tarde cuando llego de trabajar le pregunte cuando había llegado el sofá y su respuesta fue que hacia un par de días, que ella no estaba en la casa y que las personas que lo habían llevado habían movido todo y se lo habían dejado ahí. -_-  ¿enserio, quien se cree eso? Le creo que se lo hubieran dejado a ella ya que el sofá roto estaba antes ahí, pero que los que llevaron el mueble hayan movido todas las cosas, eso no se lo cree nadie.

La nena era una envidiosa y le dio rabia que cuando ella se quejó nadie le puso cuidado pero cuando yo lo hice si me cambiaron el sofá, y al puro principio también se molestó cuando vio la carpeta con mis tareas en el hospital y dijo que a ella si le tocaba bañar pacientes y a hacer más cosas. No es mi problema, son estaciones diferentes, su jefe es diferente a la mía, no es mi culpa que la pongan a hacer más que a mí.


En fin luego de que pasaron esas cosas nos dejamos de hablar, por suerte ella se mudó en julio así que no me la tuve que aguantar haciendo mala cara mucho tiempo y además después cogió la costumbre de ver televisión a todo volumen después de las 10, yo siempre me acuesto tipo 12 pero igual es molesto no poder escuchar lo que yo quiero solo porque ella quiere ver Buffy la caza vampiros o yo no sé qué mierdas a todo volumen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario