jueves, 15 de diciembre de 2016

MAS SEMINARIOS


En una entrada anterior les hable acerca de los seminarios y lo aburridos que me parecían, pero esta vez quiero centrarme en lo positivo, vamos a dejar de lado que cobraron por algunos de ellos y les voy a contar algunas cosas really cool que tuve la oportunidad de hacer estando ahí.

5) Blind Café: no fue mega cool, pero si fue interesante y ese si fue gratis. En uno de los seminarios nos dieron la sorpresa de llevarnos a Nürnberg, primero fuimos a un tipo parque nada interesante, luego nos dejaron un tiempo para ir a recorrer la ciudad y después quedamos de encontrarnos en ese café. Lo interesante de este sitio es que estaba construido de tal manera que una vez entraras no se veía absolutamente nada, de ahí el nombre. Primero entramos a una sala donde nos dieron las indicaciones de lo que teníamos y no teníamos que hacer, dejamos todas las cosas ahí incluidas gafas y celular y luego nos hicieron pasar a la parte del café. Era completamente imposible ver algo, ni siquiera el rayito de luz más insignificante, todo estaba completamente negro y teníamos que ir en filita sujetándonos de la persona de adelante, si te soltabas te perdías. Nos guiaron a una mesa y ahí una persona nos empezó a contar sobre el sitio y sobre ella misma, al mismo tiempo como era un café, nos sirvió bebidas. La persona que nos atendió y creo que todas las que trabajan ahí, son ciegas y nosotros tuvimos la oportunidad de experimentar por como media hora, como es no poder ver absolutamente nada.

4) Bamberg: La verdad este si me sorprendió que me gustara tanto, nos llevaron de tour por esa ciudad, es chiquita, es más bien como medio pueblo, pero súper bonita, además que fuimos a fin de año así que había mercado navideño y se veía súper lindo. Al principio fuimos con una guía por los sitios más representativos de la ciudad, luego nos llevaron a comer (gratis) yo pedí lasagna y estaba deliciosa, luego nos dieron tiempo para recorrer la ciudad por nuestra cuenta y luego nos regresamos, esta vez no hubo así como una actividad especial aparte del tour, pero la ciudad en si me pareció tan linda que se ganó un puesto en mi top 5 hahaha además que ahí fue donde le encontré el regalo de navidad a mi suegra.

3) Erlebnispädagogik: No se bien como traducirlo, es como que aprendes una lección por medio de actividades y experiencias, no sé si se haga sobre mas temas, pero a nosotros las 2 veces que nos hicieron eso fue para aprender a trabajar en grupo y reforzar la confianza en los demás. La primera vez no me pareció bien organizado y además esa vez también nos llevaron a una caminata de 1000 horas que odie, pero como dije, acá solo me quiero centrar en lo positivo, así que la segunda vez que hicimos este tipo de actividades fue mucho mejor, además que fue con el nuevo grupo (en mi extensión) nos pusieron a caminar sobre una cuerda (no muy alta) y teníamos que cruzar hasta el otro lado sin caernos ayudándonos entre nosotros y además había que cruzarnos y esquivar a la persona que venía en dirección contraria, fue divertido, luego también tuvimos que escalar una tipo “escalera” colgante, pero el espacio entre los palos era demasiado grande, la vedad se veía facilísimo de hacer pero no, para nada, fue súper complicado no pude llegar hasta arriba, no porque me diera miedo la altura, sino porque la distancia era mucha y yo soy pequeña, además que se movía mucho y no alcanzaba a subir más. Soy una enana debilucha.

2) Cueva: Esto se estaba disputado el 1 lugar, no tengo fotos por que el sitio era muy oscuro y húmedo además de peligroso para celulares y cámaras, pero fue genial. Nos llevaron a explorar una cueva, nos habían dicho que iba a ser fría y húmeda y efectivamente así fue, nos dieron un overall, arnes y casco con linterna. Habían parten en las que teníamos que escalar, luego bajar a rapel (creo que se llama asi),  otras donde teníamos que arrastrarnos, y hubo un pedazo que según las guías se llama el canal de parto, así que ya se imaginaran lo estrecho que es, teníamos que deslizarnos por un hueco de varios metros de largo y solo unos cuantos centímetros de ancho para poder llegar al otro lado, lo “feo” era que además de estrecho y oscuro, era de subida, hubo una parte en la que yo juraba que me había atorado y no podía moverme más, enserio parecía gusanito me decían que me moviera pero no podía, y eso que no soy de caderas amplias, de hecho soy re flaca, no sé cómo pasaron por ahí las que son más grandes que yo, aunque de hecho una niña medio gordita de mi grupo dijo que ella no entraba a la cueva, y no es por ser mala pero fue una buena decisión, no había forma de que esa niña pasara por ese hueco, repito no es por ser mala, pero enserio si para mí fue difícil no me quiero ni imaginar cómo habría sido para una persona que es el doble de ancha que yo. No soy claustrofóbica, pero aquí si sentí un poco de desesperación, además que hubo una parte en la que había un hueco hacia la derecha y otro hacia la izquierda, al ser un espacio tan reducido obviamente había que pasar uno por uno y yo no sabía por dónde tenía que ir, primero intente hacia la izquierda, llame a una amiga que iba adelante mío pero no me respondió así que no sabía si iba por donde era, y a los 10 segundos me di cuenta que ese “camino” a la izquierda era según yo un callejón sin salida, cada vez se hacía más estrecho, acababa de pasar por un pedazo donde dure atorada un minuto o 2 aproximadamente y no quería atorarme otra vez, así que no sé cómo eche reversa, me deslice como pude y me fui por la derecha, todo para resultar saliendo por el hueco que no era, si llegue arriba a donde se suponía que tenía que ir, pero todas las otras personas que habían subido antes que yo, salieron por una parte diferente. Yo no fui la última, a medida que iba subiendo más gente, veía que habían otros que llegaban por el mismo lado por el que yo llegue, pero en si fue que tomamos el camino equivocado, una vez todos estábamos arriba, las guías nos explicaron que no hacía mucho habían descubierto que habían 2 caminos, pero que casi nadie salía por ahí y de hecho ninguna de ellas 2 lo tomaban porque no lo veían, lo cual a mí se me hizo raro porque según yo ese ese camino es más amplio, el otro parecía sin salida.
A mí la experiencia me encanto, a pesar de ser tan desafiante físicamente, no es para todos, a algunos le podría parecer lo peor pero a mí me gusto.


1) Árbol: mi número uno. Lo que más me gusto, fue escalar un árbol. En si suena como algo mucho más sencillo que explorar una cueva, sobre todo si tenemos en cuenta que en la cueva también tuve que escalar paredes, pero es que este árbol fue muy muy alto y fue la primera vez que escale de verdad, una vez en Colombia fui a un sitio de escalar paredes, pero no fue ni remotamente comparable, este árbol tenía 24 metros de alto y subí sin miedo, todo fue bastante rápido, sentí como que en un momento estaba abajo en tierra y un segundo más tarde estaba en lo más alto. La bajada fue lo que me dio cosa, no tanto por la altura o que me fueran a dejar caer, sino porque uno se tiene que echar para atrás, como sentarse en el aire y estirar las piernas. A mí eso se me hace súper difícil porque siento que no tengo todo el control y me da miedo pegarme con algo, moverme mal y pegarme en un costado contra el árbol, cosas así. Supongo que una persona con experiencia tiene obviamente más control de su cuerpo al estar en esa posición, pero yo no, era mi primera vez y luego nos rotábamos y teníamos que sujetar la cuerda de seguridad mientras otra persona escalaba.



No hay comentarios:

Publicar un comentario