jueves, 1 de diciembre de 2016

DIA DE PRUEBA


Tuve que pedir un día libre entre semana para poder ir al hospital a mi día de prueba, lo bueno con mi familia es que los lunes y los viernes mi host mom trabajaba desde la casa, entonces no había mayor problema, además que como ya se acercaba mi fecha de terminar con ellos, mi host dada dijo que quería que yo empezara a pasar menos tiempo con la niña chiquita, así que por ese tiempo empezó el también a trabajar desde la casa, a des ocuparse más temprano para jugar con la niña y así, entonces era menos lo que me tocaba estarme con ella.

Para ese día en el hospital me dijeron que llegara a las 8, así que lo que hice fue quedarme desde la noche anterior en la casa de Lukas, y como esta entrada la estoy escribiendo tiempo después, ya no me acuerdo si el me llevo o me fui sola en bus, pero bueno, eso no importa.

Acá en Alemania los hospitales están divididos por secciones a las cuales llamamos “estaciones”, cada estación está dedicada a pacientes con la misma enfermedad o enfermedades parecidas, no sé cómo sea en Colombia o en otros países supongo que igual aunque no sé si también se les llamen estaciones, acá en Alemania fue que trabaje por primera vez en un hospital, así que no tengo ninguna otra referencia. En la estación donde yo iba a trabajar era KMT (Knochenmarktransplantation) osea trasplante de médula osea, es una estación algo especial, pero se las describo después en otra entrada más adelante, ahorita enfoquémonos en ese primer día.

Cundo llegue no sabía que me iban a poner a hacer, no tenía clara mis tareas, ni nada, así que todo podía pasar y la verdad me daba cosa que me fueran a poner a bañar un paciente o algo así, pero para nada, al llegar me presentaron a una señora y me dijeron que ella me iba a estar mostrando todo es día, ella me dio mi ropa de trabajo, me mostró donde me podía cambiar y también donde podía dejar mis cosas. A esa hora ya había pasado la hora del desayuno así que mis tareas fueron básicamente tender camas, recoger unas hojas donde los pacientes escriben lo que quieren comer al siguiente día, estar pendiente de las maquinas que limpian y desinfectan las cosas que se utilizan y que lava a mano porque sería demasiado asqueroso hahaha y también tuve que ir 800000 veces al correo, que en si no es el correo, es solo un cuartico chiquito donde hay un riel por el que van unos vagones  chiquitos y esos vagones se usan para enviar las cosas, cada que tenía que enviar algo entonces metía las cosas ahí, daba el código de la estación o la oficina a la cual quería enviar lo que fuera a enviar y ya, el vagón se iba solito a su destino. Luego tuve que repartir el almuerzo, y a eso del medio día ya tenía que ir a reunirme con la señora que me había hecho la entrevista la vez pasada. La verdad el trabajo se me hizo muy fácil, lo único complicado para mi era entender algunas de las palabras que me decían, porque ya saben todo es en Alemán, pero ya viendo cómo es que se hacen las cosas es más fácil. La señora esta con la que me tocó trabajar fue algo rara, no me trato mal ni nada, pero si se le notaba que estaba incomoda, como que le daba fastidio tener que mostrarme todo.

Pero bueno, cuando me cambie de ropa me fui a hablar con la que me había entrevistado, se volvió a demorar como media hora, supongo que llamo a la estación y pregunto qué tal me había ido y como me habían visto trabajar, y cuando por fin me llamo para que hablara con ella, me dijo que sí que el puesto era mío y que me podían esperar hasta febrero que era mi fecha oficial de terminar como au pair, en la entrevista me había preguntado si podía empezar antes, incluso me hablo de hacerlo en noviembre, pero al final me dijo que febrero estaba bien y que ya podíamos firmar contrato. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario