lunes, 4 de julio de 2016

DEUTSCHKURS


Yo ame mi curso de Alemán, cuando llegue yo no hablaba ni media palabra, creo que lo único que podía decir era Hallo, así que obviamente necesitaba un curso.

Llegue en febrero y el curso intensivo empezaba en marzo, pero mi querida host mom no me inscribió a tiempo así que quede en lista de espera. Recién llegue tome clases en otra escuela, pero esa la verdad no me gustaban mucho, la clase en si estaba bien y la profesora explicaba de una manera que yo entendía, era chévere, el problema es que como era el nivel más básico entonces nadie sabía hablarle al otro, era difícil conocer a la gente y era peor para mí porque todos, absolutamente todos eran Rumanos, yo era la única de otro país, ellos hablaban entre ellos en su idioma y se entendían pero yo obvio no podía.

Ese curso era por módulos de 10 clases cada uno, solo hice uno y ya luego me cambie a la otra escuela. Lo que me gustaba de este con los rumanos era el horario, yo estaba recién llegada y la niña aún no se acostumbraba a mí así que hacia pataleta a cada rato, pero 2 veces por semana me podía ir a las 5:30 pm y volver a las 8 (hora de dormir de la niña). El horario del curso no era lo más conveniente para el trabajo, pero para el primer mes estuvo bien.

El curso intensivo era de lunes a jueves de 8:30 am a 12:30m, era obviamente más caro que el otro curso, el anterior costaba 100€ por 10 clases, sin contar el libro, y este nuevo curso costaba 12€ el día, el precio mensual variaba dependiendo de cuantos festivos tuviera el mes o si habían vacaciones, pero siempre me salía por mucho más que100€ y eran peores los meses en que había que comprar libro nuevo (la familia tiene que ayudar con 50€ mensuales para el curso).

Hablando de dinero, la verdad no sé cómo lo hice, 50 euros de ayuda no son mucho y teniendo en  cuenta que el sueldo de au pair acá en Alemania son 260 mensuales, entonces ya sé porque al finalizar mi año, mi cuenta bancaria estaba prácticamente en ceros.
Lo único que no me gustaba de ese curso era lo que costaba, de resto me parecía genial, la gente era de todas partes del mundo y la profesora explicaba muy bien, de hecho teníamos 2 profesores, uno que iba solo los lunes y la otra que estaba los otros 3 días.

El día que entre, también entro otra niña au pair, pero lastimosamente ella tuvo problemas con la familia y luego de un par de meses se devolvió para Inglaterra, ella no era inglesa, era Australiana, me caía muy bien y además con ella no sentía que se me estuviera olvidando mi inglés (después les cuento cual fue el problema que ella tuvo, creo que la información puede ser útil). Luego de un tiempo fue entrando y saliendo gente y ahí fue que conocí a mis amigas con las que me la pasaba a cada rato (a cada rato que tenía libre) Eli que es de panamá y esta acá porque el esposo es Alemán, y Gabi que es sueca y también estaba de au pair y obvio más gente, pero la entrada ya está muy larga hahahah. Mi amiga Gabi también tiene blog, si alguna sabe leer sueco le doy el link J



Conclusión, aprender alemán sale caro, pero se conoce gente y tener amigos es fundamental cuando se es au pair. Si vives y trabajas en el mismo sitio vas a necesitas un lugar y gente con la cual darte un respiro.