viernes, 27 de mayo de 2016

MY BABIES

A mí siempre me han gustado los animales, ellos me vuelven loca, se me hacen las cositas más lindas de este mundo, si se pudiera ser au pair para perros y gatos en lugar de para niños, ese sería mi trabajo definitivo hahahah.

Acá en la casa cuando yo llegue habían 2 cosas de lo más hermosas, un Pinscher y un Rhodesian ridgeback o como diría una amiga a la que le mande una foto, una rata y un caballo.

Son unas cosas divinas súper juiciosos y aunque la primer semana me costó un poco pasearlos ya luego si supe cómo hacer que me hicieran caso, el problema es que el perro de mayor tamaño tiene 3 añitos, mientras que el chiquito ya tiene 7, entonces obviamente el grande tiene más energía y ganas de jugar que el otro y aunque a veces si les da por jugar juntos, por lo general uno termina llorando y saliendo a correr, y es peor cuando a mi perro grande le da por jugar con algún perro ajeno, o cuando ve un gato  -_-

Hubo un tiempo que la novia del hijo mayor de mi host dad vivió acá en la casa mientras le entregaban el apartamento, ella tiene 2 chihuahuas que son también hermosos, la perrita tiene ojos de loca y el perro es del tamaño de una pulga, pero igual, perros son perros y pasamos de tener 2 a tener 4 en la casa J Que alce la mano la que crea que se volvería loca con 4 perros.

Bueno pues les cuento que una semana ella se fue de vacaciones con el novio, se fue a Hungría a visitar a la familia y llegaron con otro perro.

Era la cosa más diminuta y hermosa sobre la faz de la tierra, al principio se suponía que era para vender y que se lo iban a llevar rápido, pero mi niña grande se enamoró del perro. Duro días suplicándole al papá para que se lo dejara quedar, aún recuerdo sus palabras: yo le compro la comida, yo lo saco a pasear, por favor, por favor, por favor… hoy en día no hace ni lo uno ni lo otro, pero logro quedarse con el perro y el pobre animal logro sobrevivir a la niña chiquita que cada que lo intentaba abrazar lo ahorcaba.

Al final la novia del hijo mayor de mi host dad se fue de la casa con sus 2 perros, nos dejó el otro y yo no quería que ella se fuera, porque aun que me tocaba compartir con ella el baño y habían 5 perros en la casa, eso evitaba que viniera la abuelita de visita J



Ps. La casa nunca olio mal y la perrita estaba esperando bebes, así que al final tuvimos 2 más.




1 comentario:

  1. Hola,

    Me a encantado que vuelvas a escribir en el blogs, todavía sigues en Alemania?
    y como vas con tu novio, y que sucedió con el chico que conociste?
    Con el favor de Dios yo pienso ir también como Au pair.


    Saludes desde Colombia,

    Andrea

    ResponderEliminar