domingo, 29 de mayo de 2016

IR DE FIESTA EN ALEMANIA


La verdad no hay mucho que decir, los alemanes bailan pésimo, solo saben saltar. Mi novio por ejemplo solo baila electrónica si es que a eso se le llama bailar y ya estoy cansada de decirle que vayamos a bailar salsa, él me dice que lo intento una vez y fallo.

Acá en la ciudad donde vivo el primer día que salí a caminar yo sola, vi un bar cubano con un letrero en una venta que decía que daban clases de baile, dure un par de semanas queriendo ir, pero no tenía con quien, Lukas vive a una hora y yo sé que no se va a apegar el viaje para bailar conmigo algo que a él no le gusta, para ese entonces no conocía a nadie más y fue entonces que conocí a mi amigo colombiano, que por cierto se llama Cesar.

Con él ha sido con el que siempre he ido a bailar y este bar cubano esta entre ok y decepcionante, el dueño es amable y le caemos bien, pero pone mucha bachata y la música se torna algo aburrida, no hay mucha variedad. La primera vez que fuimos no estuvo tan mal y nos estuvimos un buen rato, pero la segunda vez estuvo súper aburrido, casi no había gente y la música era así tipo la que ponen en los sitios en Colombia ya cuando van a cerrar y están echando a los pocos borrachos que quedan hahaha, así que decidimos irnos a un club normalito alemán, con música de la que bailan acá. Esa primera vez se me hizo algo aburrido porque no es la música a la que estoy acostumbrada, es mucha brincadera, pero después de un par de veces más que fuimos ya le agarre el gusto.


De todas formas no es lo mismo, aunque nunca he sido buena para bailar los ritmos latinos, los sigo prefiriendo y guardo la esperanza de que algún día convenza a Lukas de salir a bailar salsa conmigo, ya fui con una amiga sueca y fue bastante gracioso hahaha.

No hay comentarios:

Publicar un comentario