viernes, 27 de mayo de 2016

EL VUELO


Fue largo a más no poder, fueron como 12 horas en total, sin contar el tiempo que tuve que esperar en el aeropuerto de Madrid. De Colombia a España fue el tramo más largo obviamente, en Bogotá cuando estaba en el aeropuerto sentí que estuve en la fila para registrar la maleta como una hora y eso la verdad  me preocupo un poco porque no sabía que tan lleno estaba adentro para pasar por inmigración y todos los controles de seguridad. A despedirme fueron mis papas, mi hermana y dos amigos con los que estudie y una vez que por fin pude registrar la maleta y hacer el check in me despedí y pase por los puestos de seguridad, sin decir mentiras me demore como 5 minutos en eso, fue más demorado volverme a poner la chaqueta y guardar el portátil de vuelta en el bolso.

Me esperaba que al ser una aerolínea barata y un vuelo de 10 horas todo fuera a ser terriblemente incomodo, pero no. No puedo decir que fue lo más cómodo de la vida, pero no estuvo tan mal, cuando reserve mi asiento escogí uno en la salida de emergencia porque quería más espacio para mover las piernas, lo cual tuvo sus puntos buenos y malos. Lo bueno fue que justo en frente mío tenia espacio para pararme sin tener que incomodar a nadie, el baño me quedaba cerca así que no tenía que caminar desde el otro extremo del avión para ir, ni tener que hacer fila, simplemente estaba pendiente de si estaba desocupado y ya. Lo malo fue que el cuartico donde se sientan las azafatas me quedaba al lado, así que cada que iban a mover el carro de las comidas había una azafata que me ponía el trasero en la cara y también por ser la parte del avión donde están las azafatas y los baños, es la parte más iluminada así que por la noche no vi diferencia entre luz apagada y luz prendida.

Tuve tiempo de sobra para ver una película, en inglés porque yo no aguanto ver algo con la traducción española, lo siento si hay alguien de España leyendo, pero obviamente crecí viendo programas con el doblaje latino, y el de España no me gusta ni 5. También jugué como 50 veces batalla naval (nunca gane) escuche música (no había nada que me gustara) y dormí mientras “veía” otra película, como consejo les puedo decir que si lo que quieren es dormir entonces pongan la película más larga y aburrida, en mi caso fue El Llanero Solitario, yo amo a Johnny Depp y me he visto el 90% de sus películas porque me gustan, pero esta estuvo tan aburrida que fue excelente somnífero.

En España tuve que hacer una escala de 6 horas, tenía tiempo para perderme mil veces en el aeropuerto y aun así no perder mi vuelo, una vez pase por donde revisan el pasaporte y las maletas de mano me puse a buscar mi puerta de salida, pero en mi tiquete no estaba especificada así que tuve que esperarme 5 horas y media para que saliera en la pantallita y lo peor fue que el internet no era gratis y obviamente no iba a pagar, solo dejaban media hora sin pagar, que gente tan tacaña, apenas y tuve tiempo para escribirle a Lukas y decirle que estaba en España pero que el internet del aeropuerto no era gratis y además era súper lento, le envié un mensaje a la familia pero jamás les llego por lo mismo, cada mensaje se demoraba como 5 minutos en salir, fue horrible, así que después busque una silla y me eche a dormir.

De Madrid a Múnich fueron solo 2 horas, tal vez menos y me la pase durmiendo, ese vuelo si fue incomodo, estaba tan lleno que todos los espacios para las maletas estaban ocupados y tuve que poner la mía bajo el asiento de enfrente, normalmente lo que pongo ahí es mi bolso, no la maleta, así que como esta era mucho más grande, tuve que estar todas las 2 horas con los pies sobre la maleta. Desde el momento en que me senté quede dormida, me acuerdo que cogí el iPod para poner música, pero me desperté llegando a Múnich y me di cuenta que nunca lo prendí.

Cuando me baje del avión fui directo a buscar mi maleta, acá no hay que pasar por inmigración ni nada de eso, y por cierto fui la feliz ganadora de la rifa que hizo el policía para ver a quien le revisaba la maleta, me vio con cara de perdida y me dijo venga pa acá y abra las 2 maletas y el bolso, o al menos eso creo que fue lo que dijo, él estaba hablando Alemán y yo seguía medio dormida, así que mi ingles no me defendió mucho que digamos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario