jueves, 26 de julio de 2012

APRENDIENDO A MANEJAR… NO FUE TAN DIFICIL


Bueno obviamente no para todo el mundo las cosas son siempre fáciles o difíciles, así que no sé qué tan útil les pueda ser esta entrada jejeje, pero bueno la idea es contarles un poco acerca de mis experiencias y eso, así que aquí les va un poco acerca de mi experiencia con la licencia de conducción.

Para muchas, el tema de conducir puede ser algo que ya estaba resuelto desde hace mucho tiempo, pero para otras como yo, es algo totalmente nuevo.

Para empezar tengo que decir que desde siempre supe que ese era un requisito para ser Au Pair, aunque existe la posibilidad de que la futura HF no te preste el carro, APIA (Au Pair in América) si te pide que tengas licencia, mientras que creo que para otras agencias es opcional.

Una vez me inscribí en la agencia, le dije a mi papá que tenía que hacer el curso de conducción y es que así no me guste mucho, sigo dependiendo económicamente de mis papás y el dinero que tenía pues no me alcanzaba para gran cosa teniendo en cuenta todos los gastos que se venían con todo lo del proceso. Así que desde Junio de 2011 estuve diciéndole que tenía que tomar el curso, pero solo hasta Febrero de 2012 me hizo caso y pude empezar a hacerlo. Lo se me demore MUCHISIMO, pero no por que quisiera o por que le tuviera miedo a la idea de conducir, sino más bien por cuestiones económicas y también porque gracias a mi situación académica no tenía tiempo (más adelante les contare). En fin, cuando empecé a hacer el curso no tenía ni la más mínima experiencia en el volante, y el hecho de tener que aprender a hacerlo en Bogotá era algo angustiante y las que conozcan la ciudad sé que estarán de acuerdo conmigo por muchas razones: huecos en TODAS las calles, trancones insufribles, camiones, tracto mulas, volquetas, ciclistas y motociclistas que no son cuidadosos y peatones que no cruzan por donde deben así tengan el puente a 1 metro de distancia y a eso hay que añadirle que la ciudad está inundada de vehículos de servicio público tanto grandes como pequeños y todos conducen horrible y encuentran gran placer al pegársele y atravesársele a los carros de enseñanza solo con el ánimo de asustar a los nuevos conductores.

A medida que fui tomando las clases, se me fue haciendo todo más fácil, obviamente se me apagaba el carro varias veces o me demoraba un poco en meter los cambios, pero al final me iba bien y logre sacar el curso, aunque eso si le tengo terror a dar reversa (es en lo que más mal me va), las veces que lo hice me fue bastante bien, pero hay que tener en cuenta que el profesor de conducción estaba en el asiento del copiloto y me decía como hacerle (estando sola ya es otro cuento).

Para sacar el pase (licencia) también hay que sacarse una prueba médica y a esa sí que le tenía miedo, porque aunque no es como cuando uno va al médico normalmente, pues si le hacen a uno pruebas de audición, vista y motricidad y no quería rajarme. De pequeña se me reventaron ambos oídos y en ocasiones no se bien de donde provienen los sonidos lejanos, además tengo miopía y astigmatismo y sin mis lentes no veo nada ni a un metro de distancia y tampoco soy el ser más coordinado del planeta. Aun así cuando salí de la prueba me dijeron que solo tendría una restricción en mi licencia (conducir con lentes obviamente).

Las clases teóricas me demoraron bastante ya que los horarios no eren nada convenientes y tuve que tomarlas en 2 días a la semana durante 6 semanas, así que pude ir a el SIM (la entidad que expide las licencias aquí en Bogotá) hasta mediados de marzo, pero fue tiempo suficiente para terminar con lo que me hacía falta para terminar mi perfil, que creo que ya les dije antes, me demore SIGLOS para terminar.

Ahora lo único que me angustia es que aquí no hay highway y mi única experiencia a más de 50km/h la tuve en carretera mientras hacia el curso, pero bueno, espero que eso no me dé tan duro al estar en USA. La ventaja es que allá la gran mayoría de carros son automáticos y no voy a tener que preocuparme por sacar con suavidad el embrague para arrancar o meterlo bien para detenerme o meter los cambios, porque aunque no lo hago mal, siempre es algo que me preocupa al empezar a conducir un auto diferente.

Así que A PRACTICAR.
¿a quien se le antoja una asi?

5 comentarios:

  1. Me gusto este post, ya que yo tampoco nunca he manejado y me falta este requisito para aplicar.. Oye me podrías dar un poco más de información en donde realizaste el curso y cuanto te costo?

    Gracias!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. si mira, no se si conozcas la zona, pero yo lo hice en una academia que se llama luz verde, queda por todas las americas pasando la clinica del occidente la direccion exacta es Av.americas #70B-57 el tel es 2627604.

      no se si ya subieron los precios pero cuando yo lo hice me costo 470000 (20 horas de clases practicas, 15 en ciudad y 5 en carretera; y 30 horas de clases teoricas)
      aparte se paga el examen medico que son 70000 (no me se la direccion pero es por la 26, en transmi no hay pierde) y 130500 que se pagan en el sim

      Eliminar
  2. No te preocupes , cuando yo empeze a manejar ... y eso que no fue hace mucho pues me daban muchos nervios , pero luego un dia me dio por sacar el carro sola y no paso nada malo entonces seguir , ahora lo veo muy facil , es practica nada mas

    ResponderEliminar
  3. ¡Estoy totalmente de acuerdo contigo! Estar al volante en Bogotá es algo supremamente estresante y no solo el echo de tráfico, a mi se me hace una pesadilla tener que manejar en esta ciudad tan pequeña para tantos autos el manual, es un complique porque estas frenando y acelerando cada nada, en un mes me voy para Maryland y siento que allá todo será más tranquilo y relajado en especial porque manejaré un auto automatico (Los amo) Gracias por compartir tu experiencia, yo realmente sigo echa un manojo de nervios porque no sé que encontraré pero contigo me hago una idea

    ResponderEliminar